bootstrap templates

CEDULA DE HABITABILIDAD

   La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que una vivienda cumple las condiciones mínimas de habitabilidad que prevé la normativa vigente y es apto para ser destinado a residencia de personas, sin perjuicio de que se desarrollen otras actividades autorizadas y confirmando que dicha vivienda cumple los requisitos de habitabilidad y solidez fijados por Decreto.

Este documento es necesario para transmitir una vivienda en venta, alquiler o cesión de uso, en primera transmisión o en posteriores (salvo los supuestos de exoneración que prevé la normativa vigente). También es necesaria para darse de alta de los servicios de agua, electricidad, gas, telecomunicaciones y otros servicios. El otorgamiento de la cédula de habitabilidad no supone la legalización de las construcciones en cuanto a la adecuación del uso de vivienda a la legalidad urbanística.

Es obligatoria para: Alquilar y vender una vivienda. Contratar los servicios de agua, gas y electricidad en las compañías suministradoras correspondientes. Hay dos tipos de cédula de habitabilidad: De primera ocupación: para viviendas nuevas o como resultado de una gran rehabilitación. De segunda ocupación: para vivienda usada o preexistente.


Síguenos en Facebook